embarazo

Semana 41

Vuelvo a escribir después de otra gran pausa. Han pasado 11 semanas, nos encontramos a punto de empezar la semana 41 de embarazo y hemos superado ya la fecha prevista de parto que teníamos en todos los informes.

La niña, no obstante, parece que se encuentra muy cómoda todavía y no tiene muchas intenciones de salir. En este tiempo hemos tenido las ecografías del tercer trimestre en las que, para nuestra felicidad, todo estaba bien. En estas ecografías miden distintos parámetros para tratar de determinar el peso del bebé (en particular, el BPD, o diámetro biparietal, la HC (circumferencia craneal), la circumferencia torácica y la longitud del fémur. Si bien en la sanidad pública salían medidas normales (masa estimada de 2555 g para 35+3 semanas de gestación), en la sanidad privada determinaron un peso bastante grande (3321 g para 36+2 semanas de gestación, percentil 95), por lo que prescribiedon a Kroquetina hacer nuevamente una curva larga de glucosa para descartar que se tratase de diabetes gestacional. La curva salió bien. De hecho en una posterior ecografía en la semana 40+1 determinaron una masa de 3691 g, lo que sería un percentil 75 (es decir, la niña parece tirando a grande, pero no tanto como para preocuparse).

La ectasia piélica que habían detectado en controles anteriores sigue apareciendo en la última ecografía, pero el tamaño se mantiene estable, por lo que nos han dicho que a priori no debería ser motivo de preocupación, y es algo que controlarán una vez haya nacido.

Actualmente nos encontramos a la espera. Kroquetina ya ha pasado por diversas sesiones del monitor (las correas) en las que parece que la FCF es correcta, y el tocógrafo no detecta contracciones. Parece que si el parto no empieza de forma espontánea, lo inducirían antes del próximo lunes.

Anuncios